¿Que os parecería una sesión en los campos de lavanda de Brihuega? Ellos dijeron: ¿Cuando nos vamos? Al final del post os he añadido un muy breve resumen de lo que fue nuestra postboda por los campos de Brihuega en Guadalajara.

Una boda que tiene un matiz importante para mi, comparto familia con Brais, por otro lado Bea y yo hemos compartido colegio y barrio durante década y media. También es una boda especial porque no dejó ni dejará a nadie indiferente, yo le llamo “la boda al revés” y ello no tiene ningún tipo de connotación negativa, ya que la boda no podría haber salido mejor en ningún caso :). Ellos tenían clarisimo que su boda no sería una celebración normal y corriente. Todas mis parejas cuando llegan al estudio tienen muy claro que quieren realizar una boda diferente, original, con personalidad, que vaya con ellos, rodeado de la gente más cercana a ser posible. Bea y Brais creedme, lo consiguieron.

Para empezar cambiaron el orden de absolutamente todo, rompiendo con cualquier tipo de protocolo que pueda existir en esto de las bodas. Los novios se vieron antes de la ceremonia, en lo que nosotros llamamos ‘first look’, un momento increíble para la pareja, cuando se ve a solas antes de la ceremonia. Por otra parte los invitados pudieron disfrutar del coctail antes de la ceremonia, que se realizó junto al convite en La Rectoral De Cines en A Coruña. Siempre que vamos a este lugar entramos y salimos con la misma sonrisa… encantados, ya que María y todo su equipo nos trata increíblemente bien, como a cualquier invitado! La verdad es un gustazo sentirse como en casa a la hora de ir a documentar una boda.
Como no podía ser de otra forma, y siguiendo el hilo de “la boda al revés”, el abuelo de Brais decidió que el momento de tirar el arroz y los petalos para felicitar a los novios, era en el momento de la entrada de los mismos. No os perdáis las fotos a continuación :). Risas, abrazos, lloros, emociones… estas bodas se disfrutan desde el principio hasta el final, y deseas que nunca llegue el momento de recoger tus cosas y volver a casa.

Bea se vistió con un vestido precioso de Pronovias, los zapatos son de Deichman. Seguimos con los complementos del pelo y el ramo, y es el turno del espectacular trabajo de mis queridas Anaquiños de papel.

Brais por su parte decidió vestirse por completo en Massimo Dutti, que siempre es un acierto, ya que en Coruña y en Vigo esta firma nos ofrece la posibilidad de ‘Personal Tailoring’ pudiendo escoger desde las telas, hasta el corte… la verdad es que nos parece un servicio increíble.

Otros compañeros que participaron en este gran sarao fueron, Luz Verde Eventos oficiando la ceremonia. Uxio de Animus llevó el sonido y la música a nuestros oídos, asi como la celebración de la queimada en la noche más larga del año.

Al final del blog tenéis las fotos de la postboda en Brihuega.

Pin It on Pinterest