En esta sección quiero responder a las preguntas más frecuentes que me soléis hacer. Aun así, si tenéis dudas, estoy para esto y no tendré ningún problema en contestaros, ya sea vía email, o por teléfono.

Preguntas generales

¿Por qué eres Freelance?, ¿No tienes estudio?

Mi trabajo no es clásico y con los medios tecnológicos actuales no es necesario un local para atender al público. Antiguamente es evidente que si era necesario un estudio, pues gran parte del trabajo diario era la realización de fotografías carnet, fotografía de estudio, venta de material fotográfico… y esta es una línea que nunca quise seguir, porque creo que una fotografía en estudio nunca va a transmitir lo mismo que una en un entorno natural. Cada día somos más los fotógrafos freelance que utilizamos este flujo de trabajo. Los tiempos cambian, las necesidades cambian y vuestras exigencias también.

Cuando reservemos un reportaje, sea el que sea, ¿firmamos un contrato para zanjarlo?

Para la comodidad de ambas partes, una vez aceptadas las condiciones, firmamos un contrato (una copia para vosotros y otra para mí) donde especificamos todo al detalle.

Una vez pagado mi reportaje no quiero pagar por realizar las copias en papel, ¿cómo me vas a dar mis fotografías?

Entrego todas las fotografías en un DVD/USB sin sistema ANTICOPY, en máxima resolución y sin marcas de agua. Con estas fotografías podéis vosotros mismos sacar cuantas copias estiméis oportunas, sin tener que pagar un “canon” por cada una de ellas. Las tarifas son cerradas, no hay letra pequeña de ningún tipo. No tiene sentido que os cobre por cada reproducción que hacéis de cada fotografía, porque al fin y al cabo sois vosotros los propietarios de ella una vez contratado el reportaje.

¿Cómo son tus álbumes digitales?

En esto cada fotógrafo es diferente. Mis álbumes están editados de forma que se corresponda con la realidad vivida el día del reportaje: no los sobrecargo, ni los recargo con adornos innecesarios. Hay muchos modelos para elegir. En la sección “ÁLBUM” en la parte superior de la web, podéis ver ejemplos de álbumes que han sido entregados a las parejas.

Idea drástica (pero que me la han formulado): ¿Y si en tu casa/estudio, sufres un incendio, una semana después de mi boda/comunión/reportaje, y pierdes mis fotos?

Soy una persona bastante perfeccionista conmigo mismo… Tengo 3 copias de seguridad: una en el disco duro de almacenamiento para reportajes, otro disco duro externo con las mismas fotografías, y si algunas de estas copias sufriesen un accidente, dispongo de un disco duro que actualizo semanalmente en otro domicilio… como decimos los gallegos, malo será, ¿no?

Veo que eres fotógrafo, y me apetece el video, ¿Cómo hago? No quiero buscar foto y vídeo por separado, ¡me quita tiempo!

Yo me dedico única y exclusivamente a la fotografía. No realizo videos, pero dispongo de tres empresas con las que suelo trabajar normalmente. Os derivaría a ellos directamente, son profesionales con muchos años de experiencia en cine, series de TV, que conocen todas las técnicas actuales, y además su estilo es muy acorde al mío.

Bodas

¿Cuándo debemos reservar fecha para nuestra boda?

Mucha gente, por desconocimiento y porque, como es lógico, los que no viven en este mundillo lo desconocen, suele reservar primero el restaurante, después la iglesia, juzgado o lugar de la ceremonia, luego escogen los vestidos y trajes, y casi siempre por último eligen al fotógrafo… Y no digo que sea erróneo, pero dentro de 30 años, ¿qué es lo que queda del día de tu boda? Habéis acertado: las fotografías, el reportaje y ese gran álbum que tenéis en la estantería. Por eso recomiendo cuanto antes reservar vuestro fotógrafo, sea o no sea yo. En mi caso, suelo quedar con los novios bastantes veces antes del día “D”, para ir conociéndolos, sesión preboda en caso de haberla seleccionado, etc…
Sugiero escogerlo cuanto antes, porque mi propósito no es abarcar cuantas más bodas mejor, sino cubrir un número máximo de ceremonias de este tipo al año. ¿Por qué? Simplemente porque, aunque suene a tópico, yo esto no lo veo solo como una forma de comer y de sobrevivir. Yo amo la fotografía social, y me emociono en cada boda, como si fueseis mis hermanos o hermanas, y lo doy todo. Por ello y como quiero dedicarle mucho tiempo a vuestro reportaje, nunca aceptaría sobrepasar el máximo de bodas por año que tengo estipulado.

¿Si te coincide una boda por la mañana y otra por la tarde, pudiendo cubrir las dos, lo haces? ¿Envías a algún fotógrafo de tu confianza?

No a las dos preguntas. Es algo que nunca haría. Os digo el por qué: la primera boda del día la haría con mucha pasión y como se merece, pero la segunda, aunque la cubriese al 100%, se me pasarían muchísimos detalles por alto y los novios de la tarde no tendrían el mismo reportaje que la pareja que se casaron por la mañana. Por tanto, jamás lo haría.
Si me coinciden dos bodas el mismo día, tampoco mando a otro fotógrafo. Solo respondo por mi trabajo, única y exclusivamente.

¿Cuánto tardas en entregarnos la boda? ¿2 semanas no?

Yo trabajo foto por foto, porque cada una merece su tiempo, su mimo, y su cuidado. Necesito un mínimo de 2 meses y un máximo de 3 dependiendo del trabajo, pero normalmente es el tiempo que me lleva acabar el reportaje.

¿He visto que haces prebodas y postbodas? Yo ya me he casado, o yo no me quiero casar pero si quiero tener unas fotos con mi pareja, ¿Es posible?

Si tienes pareja, y quieres un reportaje especial (sin tener que pasar por el altar), podemos hacer un reportaje “preboda” igualmente, no hay problema.
Si ya te has casado, pero tus fotografías no te gustaron o no fueron lo que esperabas y quieres hacer otras, aprovecha tu vestido, y ¡nos ponemos manos a la obra!

¿Por qué es importante una preboda?

Es la base de mi trabajo, y aunque no es obligatoria, insisto mucho en ella. Primero porque son vuestras últimas fotos de solteros, y segundo porque es la base para que el día de la boda salga todo a la perfección. Así, ese día no seré “el fotógrafo”, sino Manu.
Trabajo con objetivos grandes, y de hecho la cámara es enorme. Por eso es normal que tengáis ese respeto o ese miedo, pero en la primera media hora, os garantizo que está fuera. Es imposible que estéis pendientes dos horas de mí. Os aseguro que a partir de la media hora empezáis a ser vosotros mismos, y perdéis el miedo a ese “click”. Os enseño fotos durante la sesión, y si hace falta parar para tomar un piscolabis, ¡se para! (eso sí, yo sigo haciendo fotos…)

¿Y si vivimos fuera de Lugo o A Coruña? ¿No es una molestia para ti desplazarte antes de la boda para hacer la preboda?

No, soy fotógrafo internacional, así que me desplazo las veces que haga falta. Cada cliente se merece todo mi tiempo. Vuelvo a repetir: es el día más importante de vuestras vidas, no estáis comprando un jersey. Estoy habituado a trabajar fuera de Galicia, aunque aquí tenga el 80% de mis bodas. He realizado reportajes de parejas en Escocia, Londres, Florencia, Paris… No hay ningún tipo de problema en que me mueva.

¿Cuándo hacemos la preboda, donde ?

El reportaje preboda se hace un par de meses o más antes de la boda, y estas fotografías os las entrego SIEMPRE antes de la boda para que os veáis porque también ayuda a que el día de la boda vayáis más tranquilos.
El lugar lo elegimos entre ambas partes, pero suelo hacer mucho hincapié en que debe ser un lugar especial para vosotros: vuestra finca, el lugar donde os conocisteis, un paseo al lado del río, en una colina, en las calles de la ciudad, tomando un café… cualquier sitio es válido. Muchos prefieren estar solos, otros no… Depende de vuestros gustos, yo me adapto, y me abro a vuestros gustos e inclinaciones.

Yo no sé posar! No soy guapo/a… me da respeto la cámara!

En mi familia todos somos guapos, (la palabra guapo para mí es muy relativa, pero aquí no voy a profundizar). Si vosotros confiáis en mí es que ya sois parte de esa familia… Mi finalidad es que salgáis naturales, sin posar, porque el objetivo es escribir con luz vuestro momento y así lo he hecho hasta el día de hoy.

Manu, ¿Y en qué consiste el reportaje post-boda?

Aquí es donde tanto vosotros, como yo, ¡¡ hacemos virguerías !! (Antes también, ¿eh?) Es un reportaje que nos da más posibilidades sin prisas ni presiones, lo que nos permite ir a sitios bellísimos, algo que el día de la boda, por razones de tiempo, no se podría. La mayoría de estas sesiones las hago dos horas antes del atardecer. Es decir, aprovechamos al máximo los momentos dorados que nos ofrece el sol. Lo aconsejo mucho, porque me encanta que el día de vuestra boda atendáis al máximo a vuestros invitados, sin estar pendiente de mí y del tiempo que perderemos entre la ceremonia y la hora de comer.
Vamos a ser claros: cuando vamos a una boda nos fastidia bastante esperar hasta las 17:00 que aparezca el fotógrafo y los novios… Lo fácil para mí sería hacer todo en un día, pero repito: yo amo y me desvivo por vuestro gran día, y lo daré absolutamente todo y más.

Comuniones, reportajes, baby…

En este apartado, seré muy breve, os prometo que lo seré más que antes.
Los niños son niños, y ellos más que nadie se merecen que los dejemos volar, ser ellos mismos. En el apartado “sobre mí” lo explico un poco mejor… Quiero ver felicidad en sus rostros, que se lo pasen bien, que se vayan a casa contentos, y que se emocionen igual que se emocionan mis sobrinos cuando les enseño la foto que les acabo de sacar.

Estas son las numerosas preguntas que me pueden hacer en una reunión, pero cada persona es un mundo, y siempre estoy abierto a responder cualquier pregunta, y de ayudar en la medida que sea posible…

Manu Díaz (2009) “No recordamos días, recordamos momentos”

Pin It on Pinterest