Ellos fueron de las primeras parejas en reservar su fecha de boda en la temporada 2017 y es que no podía ser de otra forma! Norman y Paula han sido asiduos a muchas de las bodas en las que he sido yo el fotógrafos de sus amigos/familias y esta vez les tocaba a ellos! La verdad es que la complicidad, el saber empatizar con las parejas haciendo que se sientan libres, cómodos… es esencial para conseguir un reportaje limpio, natural, donde se reflejen tal y como son. Por supuesto las prebodas sirven como no para llegar al día de la boda siendo uno más… Por norma general este reportaje se enseña a la familia más cercana como una “previa” de lo que está por venir, y vaya si se nota cuando llego a sus casas el día de la boda, se nota y mucho! La familia ya confía totalmente en tí, no es necesario esos instantes previos para que se relajen, pasas a ser ya uno más !

Gracias por todo Paula, Norman!

Pin It on Pinterest