Me acuerdo perfectamente cuando toda esta aventura comenzó. Hablo de mis inicios en fotografía de boda, un sector que la verdad, y todo el que me conoce lo sabe, es un sector que nunca me había llamado demasiado la atención. Siempre quise ser fotorreportero, viajar por todo el mundo, conocer multitud de culturas alejadas de cualquier mundo moderno, sumergirme en ellas, retratarlas… Ese ha sido mi sueño! Poder contar con fotografías lo que no sabría explicar con palabras. Historias que no se pudieran manipular, documentar con imagenes!

Recuerdo una tarde muy fria de invierno, de esas en las que solo apetece manta, pelicula y palomitas, en la que estaba buceando por webs de fotógrafos considerados “importantes” en el siglo XXI, cuando me encontré con una entrada de una sesión de pareja que me había llamado bastante la atención por la fotografía de portada. Ese click hizo que redescubriera un mundo totalmente diferente en cuanto a la fotografía nupcial. Era algo totalmente diferente a lo que estabamos acostumbrados a ver, una sesión natural, muy espontánea, por las calles de Londres. Recuerdo que gran parte de esa sesión fotográfica era por la zona de Camden Town (por aquellas, aún no era demasiado turística, y tenía ese sabor underground que tanto la caracterizaba). Con esa sesión, se me encendió la chipsa y fue cuando dije, ya que no puedo contar historias de otras culturas de forma natural, ¿Por qué no contar historias reales de parejas? Siempre, el fotógrafo tuvo un papel importante en las bodas, un guión establecido, siempre fue un servicio más a tachar de una lista de proveedores: Fotografias iglesia + Posados + Corte de la tarta y a la siguiente boda en la que tendría que hacer exactamente lo mismo. Yo siempre tuve claro que, de dedicarme a esto, mi meta sería integrarme 100% en la familia de la pareja que contase conmigo, conocerlos profundamente para poder retratarlos lo mejor posible de forma natural.
A raíz de esa sesión que tanto me cautivó, me empecé a interesar por la fotografía de bodas, hasta que tuve la primera oportunidad, hasta que mi gran amigo Gus realizó esa llamada que cambiaría mi vida por completo. Por todo esto, tengo un gran apego a Londres, jamás me hubiese imaginado que una pareja que reside en Londres actualmente, que tiene casi toda su vida allí, me llamaran para hacer su reportaje de preboda allí. Nunca me lo imaginé porque para mi era un sueño bastante inalcanzable de una enorme lista de deseos.
…Hasta que sucedió…

_00000001

_00000002

_00000006

_00000007

_00000009

_00000016

_00000019

_00000020

_00000023

_00000024

_00000026

_00000030

_00000032

_00000034

_00000036

_00000039

_00000046

_00000047

_00000049

_00000051

_00000057

_00000058

_00000062

_00000063

_00000065

_00000067

_00000069

_00000071

_00000073

_00000075

_00000077

_00000082

_00000090

_00000093

_00000096

_00000097

_00000100

_00000102

_00000104

_00000106

_00000108

_00000109

_00000111

_00000112

_00000115

_00000116

_00000117

_00000120

_00000122

_00000125

_00000134

_00000138

_00000142

_00000143

_00000145

_00000146

_00000147

_00000149

_00000150

_00000152

_00000153

_00000154

_00000155

_00000160

_00000163

_00000164

_00000165

_00000166

_00000168

_00000169

_00000172

_00000174

_00000175

_00000177

_00000179

_00000182

_00000185

_00000187

_00000188

_00000190

_00000192

_00000193

_00000195

_00000197

_00000199

_00000201

_00000203

_00000205

_00000207

_00000208

_00000210

_00000214

_00000217

_00000222

_00000223

_00000225

_00000229

_00000230

_00000231

_00000233

_00000236

_00000240

_00000242

_00000243

_00000245

_00000250

_00000255

_00000257

_00000258

_00000259

_00000269

_00000277

_00000278

_00000279

zPP0Tm

_00000289

_00000294

_00000298

_00000300

Pin It on Pinterest