Buenos días!!

Hoy os traigo una preboda muy especial, realizada en un lugar el cual llevo mucho tiempo deseando visitar ! Un antiguo castillo levantado en Cervantes. Después continuamos hacia un lugar muy muy especial para Alba y Miguel, un Lago al que nos costó bastante llegar (a alguno más que a otro!!), 12 km subiendo una montaña con importantes desniveles y mi mochila no pesaba poco no… pero no puedo decir absolutamente nada, y menos cuando la Alba se hizo todo el recorrido con el vestido puesto, eso si, las botas eran unas Bastard de alta montaña, los zapatos los llevabamos en la mano Jjajaja. El lago un lugar increíble, una localización espectaular que no es para nada conocida (solo entre los lugareños), asi que ha sido un regalo para los sentidos el haber conocido ese lugar.

La decoración en el castillo fue encargada a Maranta Inspiración. El vestido de Alba, una preciosidad de Coosy. Desde aquí agradecer a la persona que allí trabaja y supo atender perfectamente a Alba, ella es Iria, una preciosidad de novia a la cual tuve el placer de realizarle también sus fotos! Gracias Iria por todo!!.

Aunque Miguel venía un poco nervioso, supimos estrechar lazos rapidamente ! Y para eso sirven este tipo de sesiones preboda, para ser “uno más” en el día de la boda de Alba y Miguel 🙂

La postboda aunque ya es un secreto a voces, la realizaremos en un lugar ESPECTACULAR, con el que llevo muchos años soñando visitar. Esperemos que las 10 horas de avión y la maratón valga la pena ! Aunque yo estoy seguro de que así será!

Os dejo con el reportaje:

Pin It on Pinterest